OLIVARES CELEBRARÁ EN 2021 EL CINCUENTENARIO DE LA DECLARACIÓN COMO BIEN DE INTERÉS CULTURAL

10/12/2020

El Conjunto Histórico-Artístico de nuestro municipio cumplirá durante el próximo año su cincuenta aniversario desde que fue declarado como Bien de Interés Cultural (BIC) en 1971.

Considerado como uno de los mayores exponentes del Barroco Sevillano, Olivares destaca por su autenticidad histórica y su papel relevante en el pasado. El municipio aljarafeño es sinónimo de un gran patrimonio histórico y cultural, fiel reflejo del Siglo de Oro.

El Conjunto Histórico-Artístico del municipio se centra principalmente en la plaza mayor de la villa, actual Plaza de España, donde convergen, a un lado, la ex Colegiata Santa María de las Nieves, hoy Iglesia Parroquial, y al otro, El Palacio del Conde Duque de Olivares, actual sede del ayuntamiento.

La ex Colegiata (1590) guarda en su interior un conjunto de obras que recurren a todas las artes: pintura, escritura, orfebrería, bordados, música, etc. Se hace especialmente visible en cada rincón la estética propia del barroco sevillano así como el protagonismo del que gozó este estilo artístico durante el Siglo de Oro.

Por su parte, El Palacio del Conde Duque de Olivares fue iniciado en la primera mitad del siglo XVI. Posee una fachada muy característica, adornada con cinco balcones a los que le siguen una serie de arcos sobre columnas de mármol encuadrados por alces moriscos, propio del gusto renacentista sevillano.

La puerta del palacio, de mármol italiano y encuadrada por columnas, nos dan acceso al patio central del Ayuntamiento. Nos encontramos con el patio más bello de todo el conjunto: de planta cuadrada, con galerías en todos sus frentes y una serie de arcos de perfil semicircular. Estos arcos se apoyan en columnas de mármol blanco, de importación genovesa, tan usada en Sevilla en aquel entonces.

Los volúmenes exteriores de la Iglesia, los arcos que dan acceso a la Plaza de España, la fachada del Palacio del Conde Duque y la vinculación de todos estos elementos con el Siglo de Oro conforman una apuesta clara por el turismo, un lugar que se hace necesario e imprescindible visitar. Así quedó demostrado aquel 22 de julio de 1971, cuando Olivares y su conjunto histórico fueron declarados como Bien de Interés Cultural.